Las Generalidades de los Huesos

Esta semana me gustaría hablarte de:
 “Las «Generalidades de los Huesos” desde la perspectiva de la Psicosomática Clínica.
 Como siempre es importante destacar que a partir de cualquier síntoma o dolor corporal que puedas experimentar visites a un facultativo para que te pueda dar un diagnóstico de dicho síntoma.

Desde la psicosomática podemos ayudarte a ver la enfermedad de una manera diferente y explorar otros caminos que no son los convencionales hacia la sanación. Desde la propia psicosomática afirmamos que todo lo que tiene que ver con huesos, músculos o tendones tiene como palabra clave “desvalorización”.
¿Qué significa esto?
Que he vivido una situación en mi vida que ha superado mis umbrales de tolerancia y que me desvalorizo porque no alcanzo o no llego a obtener los resultados que yo espero en dicha situación o que los demás esperan de mí.

Todo nuestro esqueleto nos permite mantener el cuerpo erguido y movernos para ir a trabajar, jugar con nuestros hijos, hacer ejercicio, relacionarnos de manera general. Los huesos corresponden a la tercera capa embrionaria y como digo tienen como función el movimiento. salir a cazar y buscar alimentos, implica vigilar si hay depredadores y compararse entre especies.

Recordemos que las capas embrionarias con capas germinales denominadas: endodermo, mesodermo y ectodermo y que éstas darán lugar a todas las células y tejidos de nuestro organismo adulto. La 3era etapa o capa embrionaria incluye además del sistema óseo-articular, los músculos, huesos, articulaciones, tendones, circulación sanguínea y el aparato cardiovascular.

Por lo tanto, ya sabemos que cualquiera de estas partes afectadas de nuestro organismo pertenece a esta capa y por ende hablamos de estos resultados obligatorios y una desvalorización si nos obtenemos.

Cuando estos resultados en cualquiera de las actividades que desarrollamos son negativos y esto supera nuestras expectativas de forma negativa es cuando se producen los procesos de conversión afectando alguna de estos órganos. Por lo tanto, la trama psicosomática óseo-articular de desvalorización la podríamos resumir de la siguiente manera: en el cuadro general de un daño causado a mi estructura con impacto neuro-motor, no puedo hacer otra cosa que aguantar una situación obligada por una obtención de resultados, con un clima de desvalorización, impotencia y fata de rendimiento.

La forma en la cual hablamos o un paciente describe su problemática en la consulta nos dará algunas pistas sobre estos temas.

Aquí algunas de ellas:“Estar dolido hasta el hueso”: es cuando la persona está afectada en todo su ser y toda su estructura se ha visto afectada.“Llevar el mundo encima”: aquí podemos hablar de un impacto sobre sus hombros.“Me ha llegado hasta la médula”: esta es más importante que la primera dentro de un contexto familiar y tiene un impacto a nivel de la médula literalmente.“Soy el pilar de la familia”: en este caso podemos llegar a hablar que la persona se puede ver afectada en la columna.“Me duele el sacro”: aquí hablamos de problemas relacionados a lo sagrado como el matrimonio, la religión o la política entre las cosas que para el propio individuo resulten “sagradas”.

Evidentemente a nivel óseo el dolor ocupa un lugar muy importante en todos los síntomas relacionados a los huesos y el dolor básicamente tiene un rol arcaico fundamental que es prevenir a la persona de que cese su actividad física en general y requiere un reposo completo o de una articulación en particular. gracias a este cese se puede regenerar y comenzar con los procesos de cicatrización de la parte afectada.

Podríamos extendernos muchísimo en esta temática, pero simplemente quería darte algunas pinceladas y pistas en donde puedes indagar para resolver tu problemática relacionada a los huesos:

Así que cuando te encuentres diciendo: no quiero, no puedo, estoy impotente, me lo impiden, no me dejan, no ha sido suficiente, estoy llevando toda la carga, no me valoran, todo esto puede generar una desvalorización profunda en tu vida y en tus valores que se verá reflejada en dolencias en partes muy concretas de tu cuerpo.
 Fuente: Libro “Generalidades de los Huesos” del Dr. Salomón Sellam
Un saludo,
Jorge Rial Coach

Compártelo !!!!